203547

Las ventajas de construir en nuestro jardín una piscina de hormigón armado, es que es una piscina para siempre que soportará como ninguna otra los embates de las inclemencias del tiempo, que será de fácil mantenimiento, y una calidad insuperable, y las que otorgan más valor a las viviendas que las tienen.

Nuestras piscinas están construidas mediante solera y muros de contención de hormigón armado, de la misma forma que se construyen los muros de sótano, lo que les otorga una durabilidad muy superior al resto de sistemas (ladrillo, bloque de hormigón, gunitado…). Nos encargamos tanto de la construcción del vaso, como de la colocación del remate superior en el material elegido, así como de la instalación completa de la fontanería. La piscina se entrega lista para su funcionamiento