cubiertas

La rehabilitación de cubiertas y tejados normalmente viene dada por dos motivos, el primero por fallos en la impermeabilización y el segundo por falta o déficit en el aislamiento.

Fallos de impermeabilización

Las lesiones o patologías más comunes en las cubiertas y tejados son debidas a una mala protección de la lámina de impermeabilización lo que produce su deterioro. Esto supone un problema de estanqueidad de la cubierta en forma de humedades, filtraciones, goteras, condensaciones, manchas, agrietamientos, etc.

Falta o déficit de aislamiento

También se puede tratar de problemas de aislamiento que afectan principalmente al confort y habitabilidad de la última planta, con la aparición de condensaciones en forma de manchas y mohos, formación de hongos, mal olor e insalubridad.